7 jun. 2016

Los fast-chefs

Hace unos meses escribí  un artículo sobre la peligrosa asociación entre gastronomía y comida rápida. El motivo fue que en el programa Top Chef aparecía, por segunda edición consecutiva, McDonald’s… Me preguntaba por qué la alta cocina se prestaba a dejarle la etiqueta a una cadena conocida por hacer un tipo de comida que no tiene fama de saludable.

Y lo han vuelto a hacer. Esta vez, Dani García (por tercera ocasión, si no me equivoco) y Ramón Freixa participan de una campaña en la que se han creado unas hamburguesas altamente peligrosas... ¿Por qué lo digo? Mirad las hamburguesas de los chefs:






y la de Ramon Freixa




Ahora haced una comparativa con una hamburguesa que tiene bacon y pollo rebozado (CBO)




y otra con dos piezas de pollo rebozado (Grand Big Mac Chicken):




Como veréis, desde el punto de vista calórico, las de los chefs superan a la CBO, pero no a la Grand Big Mac Chicken:
- Grand Big Mac Chicken:  844 kcal
- Grand McExtreme Ramon Freixa: 762 kcal
- Grand McExtreme Dani García: 718 kcal
- CBO: 650 kcal

Todas superan el 32% de calorías diarias recomendadas... o sea, que te comes una sola al día y ya puedes estar comiendo lechuga sin aliñar para no pasarte.

Pero lo más escandaloso, para mí, es el apartado de grasas saturadas:
- Grand McExtreme Ramon Freixa:  19 g (95% de la cantidad recomendada en un día)
- Grand McExtreme Dani García: 16 g (80% de la cantidad recomendada en un día)
- Grand Big Mac Chicken:  9 g (45% de la cantidad recomendada en un día)
- CBO: 8 g (38% de la cantidad recomendada en un día)

Unas auténticas bombas para la salud cardiovascular.

¿Cómo puede ser que las hamburguesas de los dos chefs superen el  80% de grasas saturadas que se pueden comer en un día? Las hamburguesas de los chefs son las más perjudiciales.

¿Qué hace la alta cocina? 

¿Qué hace produciendo alimentos extremadamente nocivos para el que los come? 

¿Por qué? 

Esto debería ser motivo de reflexión en la alta cocina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario