20 jun. 2018

Mini-magdalenas de "La Granja"

Los amigos de "La Granjahan vuelto a confiar en el paladar de un servidor para probar una nueva línea de productos: unas deliciosas mini-magdalenas.



Estos dulces, pensados para los más pequeños de la casa, han sido hechos en colaboración con la Fundació Alícia, para crear unos productos más sanos que los que se pueden encontrar para los más pequeños. Este aumento de la calidad nutricional de los productos (además de la normal de sus ingredientes) la han conseguido introduciendo verduras y yogur. Sí, verduras en unos dulces:

- Mini-magdalenas de fresa
Contienen, además, remolacha. Tienen un aroma delicado a fresa que las hace muy frescas.



- Mini-magdalenas de plátano y choco-chips
Contienen, además, como y zanahoria. A pesatr que podrían parecer empalagosas, son muy ligeras. La combinación plátano y chocolate es una apuesta ganadora.


- Mini-magdalenas de mandarina
Contienen, además, calabaza. ¡Muy frescas! Tienen un punto cítrico delicioso.



Son unos productos, como he dicho antes, buenísimos y de calidad, pero tienen, como añadido, que colaboran con L'Espiga, una entidad que trabaja con personas con discapacidad, para que tengan una vida lo más autónoma posible.

Y no me limité a comérmelas. También hice algunas recetas:

Cheesecake de plátano en vaso





























Mezclar 170 gr de queso crema con 150 gr de puré de plátano (triturar plátano maduro). Poner en un vaso un poco de mini-magdalenas de plátano y choco-chips desmenuzadas. Encima, añadir mezcla del plátano y el queso crema. Y terminar con toffee y plátano caramelizado (con caramelo hecho con azúcar).


Cheesecake de fresa por partes





























Mezclar 125 gr de queso crema con una cucharada de salsa de fresa. En un plato, disponer una capa de salsa de fresa y poner un par de quennelles pequeñas de la mezcla de queso crema y fresa y unos trozos de bizcocho o magdalena.


Sobre el naranja





























En un vaso, poner unos dados pequeños de albaricoque. Por encima, añadir yogur de mango, un poco de mini-magdalenas de mandarina y miel de azahar.

25 may. 2018

El Mercat de Sant Antoni

Després de nou anys de reforma, ja podem gaudir del Mercat de Sant Antoni.


Ara, es pot gaudir de l'estructura de panòptic de l'edifici (que el fa únic entre els mercats de la ciutat), ja que s'ha tret l'estructura que, antigament el tapava: l'àrea on es venia roba i es feia el mercat de diumenge. No només es imponent, sinó preciós.


L'interior està molt ben distribuït, doncs l'alimentació i la roba comparteixen espai però separades: les parades de roba se situen en un passadís situat al perímetre del mercat. I val a dir que les parades, encara que tenint cadascuna d'elles una personalitat pròpia, s'han fet amb un gust estètic impecable.











La part de sota del mercat, a més de tenir un supermercat, és el lloc on estan situades les restes arqueològiques que van fer endarrerir tota la reforma.





12 may. 2018

Sant Ponç 2018

Cada 11 de mayo es una gozada pasear por el carrer Hospital de Barcelona, pues se llena de colores y olores buenísimos.



Se celebra Sant Ponç, un santo que ayudó a combatir una peste en la ciudad de Barcelona con hierbas medicinales. Por eso, la calle se llena de laurel, tomillo, romero, manzanilla...



También están presentes las abejas...


... con su producto estrella, la miel, que en esta feria se puede conseguir en diferentes variedades.






Los dulces y las especias también acompañan a las hierbas medicinales y a la miel en este delicioso día.









9 may. 2018

Molins de Rei B de Gust 2018

El fin de semana, en toda Catalunya, el tiempo no acompañó mucho. 



Pero, por suerte, domingo aguantó bastante bien y se disfrutó del acto con el que se iniciaba el "Molins de Rei B de Gust": una muestra de establecimientos gastronómicos locales en la Plaça de la Llibertat.










Primero, abrí boca con unos buenísimos croquetones de boletus de la Masia Can Tintorer. ¡Estaban cargados de boletus!!!



Continué con una Hamburguesa "de Pagès" de "El Ñoqui". Una sabrosa carne acompañada de escalivada y romesco.



En el postre, dudé entre toda la oferta de la Pastisseria Cardona. Había muchas tentaciones, pero me incliné por una cazuelita de limón extraordinariamente fresca, con una crema con el puntito justo de ácido y nada empalagosa.



Todo, acompañado de una magnífica banda que llevaba al Jazz piezas conocidas del rock i el pop.